Río Negro y Neuquén debatirán el saneamiento de sus ríos

Saneamiento de los ríos Neuquén y Río Negro.

Los primeros días de noviembre se realizará una reunión entre representantes de las provincias de Río Negro y Neuquén para unificar criterios legislativos en materia de saneamiento de las cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro.

Así lo informó el legislador Martín Doñate, presidente de la comisión especial de Aprovechamiento de Recursos Hídricos, Recursos Energéticos y Servicios Públicos Tarifados, al término de la reunión llevada a cabo ayer por la tarde, cuando se constituyó la comisión.

El encuentro se dará en el marco de una reunión de la comisión interprovincial para el saneamiento de las cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro. Doñate habló de la necesidad de juntar a ambas provincias, unificar criterios legislativos en materia de saneamiento de las cuencas.

“La idea es convocar a trabajar a los equipos técnicos de los departamentos provinciales de ambas provincias e incorporar representantes de las defensorías del Pueblo, de las autoridades interjurisdiccionales de cuenca y de las secretarías de Medio Ambiente”, explicó el legislador del FpV.

Doñate plantea que para el saneamiento de los ríos “se necesitan fondos, tiempos y unificación de criterios, por lo menos. Nosotros vamos a plantear que no podemos trabajar en el saneamiento de los ríos si no lo hacemos junto a Neuquén, porque si Neuquén no sanea arriba no tiene sentido que lo hagamos nosotros”.

Indicó que la intención es plantear cuáles son las obras y las políticas prioritarias y trabajar en conjunto, gestionar a nivel nacional o internacional, según el financiamiento necesario para esas obras.

“Me imagino, por ejemplo, plantas de tratamiento cloacal en algunas localidades en donde se está tirando crudo, mayor rigurosidad y control y sanción a las empresas que tiran los residuos industriales al río, saneamiento de los balnearios de Cipolletti y otros que no se están utilizando porque están prohibidos por la alta contaminación, y ponernos de acuerdo en que tanto los ríos Limay y Neuquén para Neuquén, como el Negro para nosotros, son una vena madre sobre la cual tenemos que trabajar el desarrollo de los próximos 100 años de la región”, señaló.

“Tenemos que gestionar mucho a nivel nacional e internacional pero planificando primero cuáles son las obras prioritarias y ponernos de acuerdo en los criterios de legislación, sanción y control, de un lado y del otro de la frontera. Además, debemos aunar criterios en educación, en prevención, en cómo trabajamos con escuelas, con las instituciones, con los municipios”, consideró.

Por otro lado, la Comisión avaló el dictamen de un proyecto para aprobar y adoptar el diseño de Sistema de Señalización de las Vías de Evacuación, realizado por la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro, en el marco del Sistema de Emergencias Hídricas y Mitigación del Riesgo.

En la mayoría de los municipios ubicados en las márgenes del río Negro no existen en lugares públicos señales preventivas, útiles y efectivas ante la eventual inundación provocada por el incremento de caudales de aguas debajo de una presa ocasionado por eventos hidrometeorológicos extremos que superen la capacidad de regulación de los embalses, desperfectos en la operación o rotura de alguna obra.

Existe en Río Negro un sistema de señalización de las vías de evacuación para municipios ribereños en caso de emergencias hídricas. Fue seleccionado a partir de un concurso nacional realizado para la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), constituyendo un sistema inédito a nivel nacional, aplicable para la evacuación de personas ante situaciones de emergencia que no pueden programarse. El mismo es aplicable a las cuencas de los ríos Limay y Negro.

El sistema es de carácter informativo y su objetivo principal consiste en indicar y demarcar las calles y lugares que han sido seleccionados en el Sistema de Emergencias Hídricas de cada localidad como vías de evacuación de personas, para la hipótesis de inundación, a fin de reducir la vulnerabilidad de las personas potencialmente afectadas.

Con ese sistema de señalización se pretende además, contribuir a la formación de una cultura de autoprotección de la población, a través de la incorporación de la información visual existente en la cuenca.

Para explicar los alcances de la iniciativa, participó de la reunión el director de Defensa Civil de Río Negro, Martín Díaz. El funcionario se refirió a la necesidad de unificar criterios para que en todas las localidades se pueda implementar el sistema, y que cuenten con un código en común.

Díaz hizo hincapié en la necesidad de generar conciencia en la sociedad con respecto al tema e implementar este tipo de medidas que son a largo plazo pero que “salvan vidas”.
 
Fuente: Legislatura de Río Negro