El IPROSS presentó un positivo balance

 

En un acto que tuvo lugar en la Asociación Española de Cipolletti, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, destacó los logros alcanzados por la gestión del Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS).

00005458“Hemos logrado avances, pero todavía tenemos mucho por hacer”, dijo.

El mandatario calificó al IPROSS -que este año cumplirá 40 de funcionamiento- como “una institución creada para los trabajadores públicos” y recordó que “el objetivo de quienes estamos aquí es que los trabajadores públicos de la provincia tengan la cobertura de salud que la ley manda y para la cual pagan”.

Asimismo manifestó que la relación de los gobernantes con los trabajadores “no se reduce a la discusión salarial, ya que si así fuera se dejarían de lado otras cuestiones que hacen al vínculo laboral”.

En ese sentido Weretilneck destaco el rol “fundamental” del recurso humano en las instituciones y calificó como “absolutamente necesario” que la relación del Estado provincial con sus empleados “mejore permanentemente y el eje central de esa buena relación es la cobertura de salud”.

Por otra parte, destacó que uno de los objetivos de la gestión al asumir estuvo centrado en el correcto funcionamiento de la obra social y recordó que el 45 por ciento de los salarios de los trabajadores públicos provinciales está compuesto por ítems no bonificables y no remunerativos. “Estas políticas salariales de los gobiernos anteriores fueron una de las principales causas del desfinanciamiento del IPROSS”, sostuvo.

Al respecto, Weretilneck aclaró que por ese motivo desde el comienzo de la actual gestión todos los incrementos salariales “han sido bonificables y remunerativos, han ido a los básicos de los trabajadores por respeto a su jubilación y también porque tiene directa relación con el financiamiento del IPROSS”.

Además, se detuvo a analizar los criterios sobre los cuales se hace necesario continuar trabajando. “Profundizar sobre algo que tenga que ver con la política sanitaria es arriesgado, más si uno no es profesional en la materia”, expuso y sostuvo que “no por ser la salud el bien más preciado tenemos que generar un gasto que después termine con una obra social endeudada, sin poder pagar las prestaciones y finalmente frustrando a quienes tienen el derecho a la salud”.

“El éxito de esta gestión está en que todos pongamos racionalidad sin afectar ningún derecho y la racionalidad está en gastar lo que tenemos que gastar y brindar el mejor servicio de la manera más eficiente y más barata posible”, expuso el mandatario.

Asimismo, agradeció la colaboración de todos los prestadores por la confianza depositada y por la predisposición y colaboración en la gestión y destacó que “desde que asumimos no ha habido ningún corte prestacional en nuestra obra social y ustedes han sido protagonistas de esto”.

A manera de anuncio, informó que se ha empezado a pagar la deuda y que el objetivo es cancelar la suma en efectivo de acá a fin de año.

“Quisiéramos poder tener acuerdos de porcentajes más acordes a los gastos salariales de ustedes, pero a veces preferimos que se enojen un poquito con nosotros, antes que realizar acuerdos con nuestros prestadores y que después tengamos que ver la manera de conseguir el dinero para financiarlos”, sostuvo.

Por otra parte, Weretilneck destacó entre los avances lo vinculado al reordenamiento de las cuentas, al sinceramiento de la relación con los prestadores y la participación de los gremios en la junta de administración, lo que calificó como “un hecho histórico”.

Asimismo, destacó como objetivos a futuro el mejoramiento de la atención desde lo interno y llamó a “generar un lugar de atención digno a los trabajadores, vinculados al proceso informático, ya que sin el proceso informático no hay posibilidad de mejorar la calidad de atención a los afiliados”.

“Los afiliados, los trabajadores, aún tienen, en varios lugares de la provincia, una opinión negativa de lo que estamos haciendo con el IPROSS. Esa insatisfacción tiene que ver con cosas que tenemos que seguir cambiando y mejorando”, indicó Weretilneck.

Para finalizar, convocó a valorar lo hecho en conjunto durante este año y medio y a apreciar que es posible otro funcionamiento. “Hemos logrado avances, pero todavía tenemos mucho por hacer”, agregó.

El detallado informe de Zgaib

Por su parte, el titular de la obra social provincial, Fabián Zgaib, indicó que “la idea es mostrar lo que hicimos en estos 20 meses, ya que en el tema diario se nos pasan algunos logros alcanzados”.

En la oportunidad, indicó que tras más de 18 meses de gestión “nos encontramos con una situación financiera con atraso de seis meses, cercana a los 123 millones de pesos, con los reclamos que se presentaron de la comisión de transacciones que involucran diferentes sectores”.

Asimismo, destacó que a partir de la aplicación de la Ley de Emergencia vinculada a las transferencias a la obra social se pudo “alcanzar un arranque distinto, que permitió una recuperación mucho más veloz, tendiente a ordenar los temas administrativos y financieros”.

Con relación a ello destacó que la gestión lleva casi 20 meses de pago ininterrumpido del “cien por cien de los gastos, al cien por cien de los prestadores y al cien por cien de las prestaciones. Esta apuesta del gobernador nos permitió pagar a los 45 días”.

Por otra parte, indicó que en el presupuesto 2012 se ejecutaron 430 millones de pesos y que hasta el 30 de agosto del 2013 el mismo ascendió a 437 millones de pesos. “El IPROSS, que administra aportes y contribuciones de los empleados, le ha aportado a la economía de la provincia 867 millones de pesos”, detalló Zgaib y remarcó que “es un lugar importante para mirar y el rol del Estado es distinto, el Estado empezó a comportarse como corresponde y a cumplir con los contratos”.

Con relación a ello indico que en el año 2011 -antes del comienzo de esta gestión- el Estado le aportó 43 millones de pesos al IPROSS, mientras que en el año 2012 los 25 millones de pesos previstos como subsidios no fueron usados por la administración. “Nos estamos manejando con el dinero que ingresa por aportes y contribuciones, no hemos usado los subsidios del año 2012 ni del año 2013” sostuvo.

Además, Zgaib destacó que hasta el 30 de agosto de este año, de la totalidad del presupuesto, el 90 por ciento se destina a prestaciones, mientras que el 10 por ciento restante se consigna en gastos de funcionamiento, un 8 por ciento en sueldos y el resto en alquileres y gastos de la administración. “El acento está puesto en la prestación”, subrayó.

Con relación a las negociaciones con los prestadores, detalló que el año pasado se les otorgó un 15 por ciento de aumento, mientras que este año recibieron un 18 por ciento. “A nosotros se nos dificulta manejar otros valores y otras tasas por la inflación y demás, por ello hay que manejarse con las pautas de aumento de los salarios”, explicó y agrego que “no han existido dificultades con los prestadores, ya que las discusiones se dan en una mesa y termina ahí”.

Asimismo, destaco el diálogo como “pilar fundamental” e indicó que se está cumpliendo con lo que dicen los convenios: “hemos ido cambiando el rol de Estado y de los convenios informatización de los sistemas para tener información propia y no depender tanto de la información de los prestadores”.

Por otra parte, expuso que el organismo trabaja “a la par y en conjunto” en políticas con el Ministerio de Salud e informó que en muchas zonas de la provincia el único prestador con el que trabaja el organismo son los hospitales públicos.

Con relación a ello, reveló que hasta mayo del año 2012 el IPROSS pagaba 195 mil pesos para todos los nosocomios de la provincia y que a partir del 1 de junio de 2012 ello se modificó y se aumentó hasta tres veces la cápita. “A partir de 2013 se dio un 20 por ciento más de aumento”, explico Zgaib e indicó que antes se estaba pagando 1 millón de pesos a todos los hospitales toda la provincia.

En otro sentido, destacó que una de las primeras decisiones fue evaluar con el área técnica la inclusión de 10 prestaciones nuevas, entre las que se destacó oftalmología, hematología, fertilización asistida, obesidad mórbida, cobertura integral de odontología, psicología, kinesiología, cirugías ginecológicas y otros convenios individuales por prestación.

Además, se refirió a la situación en Capital Federal, donde el organismo contaba con escasa cantidad de prestadores a quienes, además, adeudaba dinero. Al respecto puntualizó que actualmente se está finalizando el convenio con una financiadora que amplía a 8 o 9 centros de la mejor complejidad para poder derivar a los afiliados.

“700 afiliados que residen en Capital, que hasta hoy tenían un sólo centro, podrán ahora acceder a los mismos centros que se destinaba a las derivaciones”, enfatizó y continuó: “teníamos una farmacia, ahora hay 30; teníamos 2 odontólogos ahora hay 25 y ahora contamos con servicios de emergencia”.

Aparte de ello, el titular de la obra social provincial, adelantó que en conjunto con el Ministerio de Salud se procedió a la contratación de una auditora externa con el objetivo de comenzar a ordenar algunas cuestiones vinculadas a lo financiero. En ese sentido, expuso que se hizo un protocolo de prótesis traumatológicas y un acuerdo de precios con los proveedores radicados en la provincia.

Otro logro destacado por Zgaib fue que a partir del 2 de septiembre se generó un nuevo sistema de provisión que está siendo monitoreado e indicó que todo el trámite hasta la orden compra demora entre 9 y 11 días. “Aspiramos que sean menos”, dijo.

Durante su exposición, dedicó un párrafo especial al tema del gasto, al que calificó como “muy importante”. “Cuando vimos cómo era la realidad del gasto y por donde se gastaba nosotros decidimos hacer una auditoría también con ayuda externa” detalló y se refirió a la existencia de un informe técnico sobre ello.

Al adentrarse en él, indicó que en una primera instancia se comenzó a analizar los planes oncológicos y oncohematológicos y que hoy se están auditando los planes crónicos y especiales.

“Estamos terminando un nuevo formulario terapéutico con el objetivo de determinar los pedidos de medicamentos”, sostuvo y mencionó que se está trabajando además en la actualización del parque informático, al que calificó como “obsoleto”.

“Los sistemas no tenían relación entre sí, no había un padrón centralizado de afiliados”, especificó, y a modo de acentuar los avances en la materia indicó que actualmente las actualizaciones se hacen en un CD, y que si bien la liquidación de reintegros aún se hace de manera manual “la idea es trabajar en las redes locales, el hardware, en el sistema integral”.

“El objetivo es que las 40 delegaciones tengan el mismo sistema, accediendo a la misma información on-line”, sostuvo y detalló que en lo que va de la gestión ya se compraron, por cuenta del IPROSS, unos 10 enlaces y sistemas satelitales para ciudades que no están comunicadas, 2 servidores, 135 computadoras y 50 escáners.

En el mismo sentido indicó que con la Junta de Administración se aprobó recientemente -con un presupuesto 950 mil pesos- la readecuación de la red eléctrica, informática, de internet y de telefonía de casa central. “El importe total de la informatización asciende a los 8.200.000 pesos”, señaló Zgaib.

Con relación a las condiciones edilicias de las diferentes delegaciones destacó que se han cambiado las delegaciones de General Roca, de Villa Regina, de la coordinación general de Choele Choel y de Darwin y sostuvo que se estaría terminando a fin de mes la de Ingeniero Huergo. “Esto demandó una inversión que superó los 650 mil pesos”, especificó.

Asimismo, informó que desde el 1 de septiembre la delegación de Bariloche se trasladó a un nuevo local de 350 metros cuadrados, mientras que en el transcurso de este año se tratará de conseguir locales propios en las delegaciones de Cervantes, Sierra Grande, El Bolsón y Sierra Colorada. Indicó además que se pretende arreglar la sede de Cipolletti.

Por otra parte, destacó la importancia de la decisión política de realizar un convenio con los jubilados bancarios de la provincia e informó que a la fecha hay 400 afiliados que, gracias a una gestión de la ANSES, podrán pasar los aportes al IPROSS.

“Estamos avanzando con la UNRN para brindar cobertura a los alumnos, además de un convenio de pasantías y prácticas”, adelantó e indicó que el organismo participa activamente en el Consejo Nacional de Obras Sociales de la Argentina “no solo a nivel de junta directica, sino también a nivel de equipos técnicos, con la presencia de un equipo médico, de un equipo jurídico y de uno comunicacional”.

Para finalizar, Zgaib informó que se ha normalizado el pago de los reintegros y que los mismos se fiscalizarán después de pagarlos, aunque la idea es empezar a hacerlo antes.

Asimismo destacó que en área jurídica hubo 256 amparos de enero a mayo de 2012, mientras que a la fecha los mismos se redujeron a 58. En ese sentido remarcó “la buena directa relación con los jugados de toda la provincia”.

“Quiero agradecer el apoyo incondicional del gobernador y de todo el gabinete, y quiero destacar la intención de continuar trabajando para que a salud de los rionegrinos esté en buenas manos”, culminó.

Estuvieron presentes en el acto los ministros de Gobierno, Luis Di Giacomo y de Salud, Norberto Delfino; el Intendente de Cipolletti, Abel Baratti; el diputado nacional, Herman Avoscan; legisladores y prestadores de servicios de salud.