Ayestarán: "Está garantizada la prestación de los odontólogos en toda la provincia"

El presidente del Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS), Luis Ayestarán, garantizó hoy la prestación odontológica a los afiliados de toda la provincia.

El funcionario aclaró que “nunca se cortó la prestación en San Carlos de Bariloche y General Roca” y que entre estas dos ciudades hay 75 profesionales afiliados a la Federación para brindar el servicio. 
 
En este sentido, el titular del organismo remarcó que “está garantizada la prestación de los odontólogos” para los afiliados de Bariloche y Roca así como el resto de la provincia, y que el Instituto cuenta con “un listado, que nos brindó la Federación de Odontólogos, con la cantidad suficiente de profesionales para atender a los afiliados”. 
Ayestarán, remarcó que “en Bariloche tenemos 30 odontólogos afiliados directamente a la Federación que están brindando el servicio; nunca se cortó la prestación”.
En tanto en General Roca, agregó el funcionario, “hay más de 45, con lo cual le damos la tranquilidad a nuestros afiliados que las prestaciones están garantizadas”.
Aclaró además que la cantidad de afiliados mencionados por un medio regional no es la correcta. “En General Roca son cerca de 29.000 afiliados, mientras que en San Carlos de Bariloche tenemos unos 18.000”, indicó. 
Asimismo, expresó que “aquellos afiliados que se encuentran en la mitad de un tratamiento tienen garantizado el pago al odontólogo hasta tanto la termine y después él decidirá si continúa o no con dicha prestación”. 
Por otro lado, reiteró  el mensaje de tranquilidad para los afiliados de Río Colorado y aseguró que allí “hay más de diez odontólogos  federados  que continúan  brindando el servicio al Instituto”. 
Con respecto al inconveniente expresado con respecto al retraso de pagos, indicó que “no se debió a un problema del IPROSS porque el organismo cuenta con el dinero y estaba en tiempo y forma para pagar”. 
“Esto se debió a una cuestión de cambio de régimen de facturación que hizo la Administración General de Ingresos Públicos con algunos contribuyentes de los cuales, no sólo la Federación sino otras asociaciones, tuvieron que pasar a facturas electrónicas y recién en esas condiciones nosotros estábamos habilitados a abonarle la prestación”, agregó.
Al respecto señaló que “se trata de un retraso de alrededor de 15 días que se debió a una cuestión ajena al Instituto, pero llevamos tranquilidad a los afiliados que la cuestión odontológica está normalizada”.
Finalmente  aseguró que  “venimos pagando en tiempo y forma y no hemos tenido ningún inconveniente. Esto se debe exclusivamente a una cuestión interna entre los círculos de Bariloche y  de Roca con la Federación Odontológica de Río Negro”.
“En estos cuatro años de gestión nos hemos caracterizado por ser responsables y cumplir con los contratos que hemos firmado, por lo tanto tenemos que ser serios en esta cuestión en particular”, concluyó Ayestarán.