Subsidio de $1.000.000 para valorizar los efluentes de la industria cervecera.

La Secretaría de Ciencia y Tecnología, dependiente del Ministerio de Economía, consiguió un subsidio de un millón de pesos para el tratamiento de los efluentes que se generan de la industria cervecera.

La provincia de Río Negro a través de la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Desarrollo para la Producción logró un subsidio de $ 1.000.000 para ser aplicado al proyecto “DesaRROLLO de Estrategias de VALORIZACIÓN DE EFLUENTES DE LA INDUSTRIA CERVECERA con vistas al diseños de plantas de tratamiento comunes”

La gestión se realizó a través de la convocatoria de Proyectos Federales del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT) y será financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

Para la postulación y otorgamiento del subsidio la “ Provincia de Río Negro en el año 2017, le solicitó al Instituto Andino Patagónico en Tecnologías Biológicas y Geoambientales  (IPATEC) la confección de este proyecto y realizamos las gestiones ante el COFECyT para el otorgamiento del subsidio”, destacó el secretario de Ciencia y Tecnología, Ing. Hugo Josserme.

El Ing. Josserme explicó que “el proyecto hará una caracterización de los efluentes y luego la evaluación de su utilización como productores de levaduras, algas y otros compuestos biotecnológicos de interés comercial. Transformando lo que hoy se considera un residuo en un subproducto de la cerveza con alto valor agregado”.

Se abocará principalmente a la industria de la cervecería artesanal, y pretende desarrollar un sistema de tratamiento de efluentes que permita la puesta en valor de lo que hoy se considera un residuo. El diseño del sistema buscará disminuir la concentración de materia orgánica presente en los efluentes generados de los procesos de elaboración de cerveza, permitiendo que las cervecerías puedan disponer sus residuos con menores costos de tratamiento, y disminuyendo el impacto de estos en el medio ambiente.

Por otra parte, la producción de biomasa microbiana (algas y levaduras) a partir de estos efluentes permitirá generar productos de alto valor biotecnológico, entre ellos lípidos y pigmentos. Los lípidos serán evaluados para la producción de biodiesel, mientras que los pigmentos serán evaluados para su utilización en industrias cosméticas.

El proyecto contempla tres etapas en un período de 18 meses: el relevamiento y análisis físico-químico de los efluentes de cervecerías artesanales; el relevamiento de la eficiencia de los sistemas de tratamiento actuales de las cervecerías de San Carlos de Bariloche y la optimización de la utilización de los efluentes para la producción de biomasa de algas y/o levaduras,  y de metabolitos de interés biotecnológico, que incluye la evaluación físico-química del dispuesto final, para modelizar el proceso productivo y diseñar un planta a escala industrial.