Se puso en funcionamiento la caldera que convierte residuos forestales en energía

En presencia del gobernador Alberto Weretilneck, se puso en funcionamiento la primera caldera de calefacción a chips de biomasa de la Patagonia. Esto permitirá la utilización de residuos forestales para la generación de energía.

El acto se llevó a cabo, el pasado viernes, en la sede del Servicio Forestal Andino en San Carlos de Bariloche. Estuvieron presentes los ministros de Economía, Agustín Domingo y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alberto Diomedi y el intendente Gustavo Gennuso. Participaron además el Director Ejecutivo del CIEFAP, José Daniel Lencinas; el Secretario de Ciencia y Tecnología, Hugo Josserme y el Subsecretario de Recursos Forestales de la provincia, Marcelo Perdomo y los legisladores Mariana Domínguez y Alfredo Martínez entre otras autoridades del quehacer científico-tecnológico de la región.

Este proyecto que transforma la biomasa forestal en energía eléctrica y térmica, ha sido generado por el Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP), y promovido por el Gobierno de Rí­o Negro a través de la Secretaría de Ciencia, Tecnologí­a y Desarrollo para la Producción, el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca y la Dirección de Bosques.

El Gobernador reconoció la importancia del uso y promoción de este sistema "es una manera muy positiva de aprovechar la inmensa cantidad de residuos que generan nuestros bosques, especialmente en esos lugares donde el gas es muy costoso".

Por su parte, el Ministro de Economía Agustín Domingo resaltó el rol articulador que tuvo la Secretaría de Ciencia y Tecnología, entre las empresas, el sector de I+D+i y los productores forestales.

El secretario de Ciencia y Tecnología Hugo Josserme expresó que “esta caldera es el producto de una serie de trabajos conjuntos entre el sector público y privado, donde el CIEFAP nos pone en un lugar protagónico dentro de la generación sustentable de energía para resolver la calefacción de nuestros edificios públicos”.

Por otro lado, el director del CIEFAP, José Daniel Lencinas, mencionó que “la puesta en marcha de ésta caldera fue posible gracias al financiamiento del Proyecto Estratégico del CIEFAP “Gestión Sustentable de la Biomasa Forestal como Recurso Energético”, por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación y del trabajo articulado entre la provincia de Río Negro a través de la Secretaría de Ciencia y Tecnología dependiente del Ministerio de Economía y la Subsecretaría de Recursos Forestales, dependiente del Ministerio de Agricultura de la provincia y el CIEFAP”.

Por último, Lencinas agradeció el acompañamiento de todo el Consejo Directivo del CIEFAP en este proyecto y puso el foco en el impacto territorial de los proyectos estratégicos que lleva adelante el organismo desde el 2015como una herramienta de innovación abierta, donde se combinan horas de ingeniería, logística territorial, el sector privado y el sector público, local, provincial, regional, nacional y hasta internacional. Resaltó el valor de mostrar iniciativas concretas como la caldera que resuelven problemáticas territoriales de todos los niveles socioeconómicos de la región.

Especificaciones de la Caldera a biomasa forestal


La Delegación del CIEFAP en la ciudad de San Carlos Bariloche se definió como el primer edificio a instalar la caldera. El mismo tiene 300 metros cuadrados cubiertos, distribuidos en oficinas y laboratorios, calefaccionados mediante radiadores y por una caldera a gas de zepelín. Esto implica realizar solo un bypass para poner a funcionar la caldera a chips en el sistema de calefacción del edificio. La caldera funciona como un banco de pruebas y estará accesible al público, constituyéndose en un centro de pruebas y de demostración de esta tecnología.

El excedente de energía entregada por la caldera será utilizado para calefaccionar un invernáculo adyacente a la Delegación del CIEFAP, donde actualmente se hacen prácticas educativas.

Posterior al diseño conceptual, CIEFAP realizó una licitación pública para la construcción de la caldera. De este proceso resulto ganadora la empresa ISB Ingeniería de Montaña de Bariloche que tiene una subsidiaria en el tema de energía denominada Florestan. La empresa recibe el diseño y los datos recabados. A partir de estos datos, Florestan comienza a realizar a